Cómo curar el mate

El Mate

Información, propiedades y beneficios del mate

Imágen de Cómo curar el mate

El mate es el recipiente que se utiliza para consumir la yerba mate. Habitualmente este recipiente está hecho a partir de una calabaza, previamente vaciada y curada. En este artículo veremos el proceso de curado que variará dependiendo del tipo de mate que se quiere consumir, ya sea dulce o amargo.

Como curar un mate de calabaza para tomar mate amargo

  • Primero enjuaga tu calabaza con agua tibia (sin jabón) y retira cualquier interior suelto de la calabaza con una cuchara. Estas calabazas son un producto natural y pueden contener pulpa seca, pero este proceso de curación te ayudará a limpiar bien la calabaza e inhibir así el crecimiento de moho.
  • No retires el disco interno, que es el final de la flor del interior de la calabaza, esto ayuda a la filtración.
  • Cubre completamente la calabaza con yerba nueva o gastada.
  • Cubre hasta el tope con agua tibia o caliente y deja reposar durante un día entero.
  • Ahora limpia la calabaza completamente, como se describe anteriormente, es decir, solo con agua.
  • Estos pasos los puedes repetir una vez más (opcional), quita la yerba, deja secar por completo, pon dentro una capa delgada de yerba seca o una toallita de papel para ayudar a absorber la humedad y tu calabaza ya estará lista para usar. Este período de secado puede durar entre uno y dos días.

Como curar un mate de calabaza para tomar mate dulce

  • La cura siempre comienza desde arriba hacia abajo, primero moja la parte interior del mate con agua tibia.
  • A continuación vierte el azúcar para que se adhiera a la parte interior del mate de calabaza.
  • En su interior quema una brasa de carbón y agítalo rápidamente con el fin de "caramelizar" el azúcar por completo en las paredes del mate. El sabor perdurará durante toda una sesión de mate.
  • Todos estos pasos puedes repetirlo tantas veces como quieras.

Cura del mate de madera

Los cambios bruscos de temperatura pueden causar mucho daño a los mates hechos de algarrobo, y en particular el palo santo, que tienen una tendencia a agrietarse o romperse cuando se secan.

  • Es necesario enjuagar varias veces el mate, comenzando con agua tibia hasta terminar gradualmente con agua que esté a punto de hervir.
  • La madera puede liberar resinas o aceites y el agua podría volverse de color marrón en algunos casos, por lo que este proceso debe continuar hasta que el agua salga limpia.
  • Las dos primeras sesiones de mate debe hacerse con agua a una temperatura media, no muy caliente, y la temperatura debe aumentarse gradualmente.
  • Entre "sesiones de mate" es bueno llenar el mate con agua dulce y dejarlo a temperatura ambiente después de haberse utilizado y limpiado.
  • Algunas personas simplemente dejan la yerba en el mate hasta la próxima "sesión de mate". El riesgo de hacer esto, es que si se deja durante demasiado tiempo, con respecto a la temperatura y humedad en el ambiente, puede causar problemas ya que se podría formar moho.
  • Una forma "criolla" de curar el mate de "palo santo" (sabor superior) es con mantequilla. El proceso consiste en:
    • Impregnar el interior del mate con mantequilla y dejarlo durante un día entero.
    • Durante ese día, agregar una segunda capa de mantequilla.
    • Al segundo día, enjuagarlo bien y llenarlo con yerba las tres cuartas partes y añadirle agua caliente.
    • Dejar otro día completo.
    • Al tercer día, el mismo proceso con la yerba y el agua caliente.
    • Al cuarto día, ya está listo para ser utilizado.

De acuerdo con aquellos que han hecho este proceso, dicen que la posibilidad de agrietamiento se reduce considerablemente.

Valoración: 3.9/5 (17 valoraciones)

Artículos relacionados con Cómo curar el mate